El pasado 23 y 24 de junio pudimos disfrutar de la tercera edición del festival madrileño A Summer Story, todo un éxito con la asistencia de más de 60.000 personas de público. Se presentaba con un curtido cartel, en el que los amantes de la electrónica podrían satisfacer sus más experimentados gustos musicales.

La distribución fué sobre 3 escenarios el primer día y 4 el segundo. El viernes pudimos disfrutar en Inside Stage  de la música más underground representada por artistas como Adam Beyer, Eric Prydz o un fantástico B2B entre Dubfire y Nicole Moudaber, entre otros artistas, mientras que sus otros dos escenarios predominaba la música progressive ( Third Party, Shapov…) en uno de ellos (Burn Stage) y en el otro el hardstyle (Angerfist, Da Tweekaz, Donkey Rollers…), escenario al que se le llamaba “Extreme Camp”. El segundo día en el Inside Stage predominaba el progressive, con nombres internacionalmente conocidos como Armin Van Buuren, Kaskade o Steve Angello entre otros, mientras tanto en el Burn Stage predominaba un escenario de calidad nacional: “Natas Records“, que más tarde pasaría a ser el área Remember con las actuaciones de Kate Ryan, Mauro Piccotto y como es costumbre el show Oro Viejo by Dj Nano. Para terminar, la música underground pasaría a estar en un escenario al cuál se le llamaba “Winter Stage“, en el cuál podíamos encontrar a artistas como Bem Sims, Nina Kraviz o Speedy J, entre otros.

Donkey Rollers

Para comenzar el primer día, acudimos a la actuación por primera vez en España del grupo Donkey Rollers, el cuál es un grupo legendario para la música hard, ya que llevan unos 15 años en el mundo, cita a la que no podíamos faltar. A pesar de ser el grupo que abrían el Extreme Camp y que eran las 6 y media de la tarde, un grupo de unas 60 o 70 personas se dieron cita para presenciar una más que notable actuación, en la cual, al final de la misma bajaron del escenario para hacerse fotos y firmar autógrafos para sus fans españoles.

Después presenciamos las actuaciones de talentos españoles como son Lassana y Jose de Mara & Crusy en el Burn Stage, mientras hacíamos el cuerpo para el ruso Shapov, que llegó media hora tarde a lo previsto, alargando así la actuación de los anteriores. Hay que decir que el talento español no defraudó. Con retraso, pero al final presenciamos la actuación de Shapov, una actuación de gran calidad y con una selección de temas exqusita, mucha gente que no conocía a este artista se dio por sorprendida.

Shapov

Después de esta actuación, llegaba el turno de una de las confirmaciones más populares y esperadas por el público de este escenario, era el turno paro los ingleses Third Party, para esta actuación el Burn Stage ya estaba lleno. El público reaccionó espectacularmente a la actuación de este grupo.

Third Party

Llegó la hora de otro conocidísimo grupo, pero esta vez de hardstyle, era la hora de Da Tweekaz, este escenario también estaba ya a rebozar de los amantes de esta música. Estos hicieron un set muy bueno, creando la locura entre el público que fue a verles.

Spanish madness yesterday! ? #datweekaz #hardstyle #tweekatour #asummerstory #spain #tequila #wegoleftandright

Una publicación compartida de Da Tweekaz (@datweekaz) el

Una vez presenciados ambos escenarios, era hora de ir al Main Stage a catar la calidad underground que el festival nos había preparado. Al llegar pudimos presenciar, que si los otros escenarios estaban llenos, este no iba a ser menos. El público estaba muy integrado en el buen ambiente y en la música que nos ofrecían los distintos artistas. Empezábamos con Pan Pot, un dúo más que consolidado internacionalmente en la música techno. Después presenciamos a una leyenda del techno como es Adam Beyer, el cuál es un estandarte en la música drumcode.

Después pudimos presenciar el mejor show de todo el festival respecto a luces y a visuales, Eric Prydz traía un show espectacular, el cuál no tenía desperdicio. El despliegue iluminativo y visual de esta actuación estaba a la altura e muy pocos artistas en todo el mundo.

Después llegó el momento de presenciar una de las actuaciones más esperadas del festival, Dubfire B2B Nicole Moudaber, una actuación la cual era como esperábamos de buena, no defraudaron, estos dos grandes artistas de la música underground.

Para finalizar el primer día, acudimos de nuevo al Burn Stage, para terminar la jornada escuchando a leyendas de la música trance, como son los más que conocidos Ferry Corsten y Aly & Fila.

Ferry Corsten

Para comenzar el segundo día de festival, acudimos un poco más tarde al recinto, ya que las piernas las teníamos cansadas del dia anterior, empezamos en el Winter Stage con la actuación de Speedy J, un dj que es muy difícil de presenciar en nuestro país, para luego irnos casi toda parte de la noche al Main Stage ya que estaba allí lo que más nos atraía. Vimos la actuación de Sunnery James & Ryan Marciano, los cuales hicieron bailar a bailar al público con su Groove de calidad. Después era el turno de Kaskade, era uno de los artistas más esperados de la noche, y como es habitual en sus sesiones, no defraudó al público.

Kaskade

Para cambiar un poco de aires, hicimos un break para cenar, y nos pasamos por la zona remember, la cual estaba llena de un público distinto al que había en los demás escenarios, este escenario no predominaba la juventud, sino que predominaban personas de más edad, que se lo estaban pasando igual de bien que los demás asistentes del festival. Cuando llegamos a esta área estaba actuando Kate Ryan, aún conserva la gran voz que la caracteriza, a pesar del paso de los años.

Kate Ryan

Después del descanso, era hora de cerrar el festival por todo lo alto con las actuaciones de Steve Angello, y de la leyenda del trance Armin Van Buuren. En estas actuaciones se veía gran expectación a pesar de que se notaba ya el cansancio entre la gente del público. Las dos últimas actuaciones de un gran festival. El primero hizo una muy buena actuación terminando la sesión con sus dos últimos temas. El segundo nos deleitó con dos horas de sesión mezclando temas de trance con progressive y terminando su actuación con psy trance, género que está en pleno apogeo en la actualidad.

Steve Angello

Para terminar la crónica, hay que destacar la buena organización tanto dentro como fuera del recinto del festival, con un gran despliegue de trabajadores en todos y cada uno de los distintos ámbitos que lo engloban.

La espectacular construcción de los tres escenarios daba el disfrute necesario al público, ya que los tres disponían de un fabuloso sonido y un gran despliegue de luces y de pantallas para así hacer cada una de las distintas actuaciones más espectaculares aún.

Un punto a destacar es que había muy pocos puntos de agua, y había veces que las largas colas te hacía que perdieras más tiempo de lo habitual para poder beber agua. Otro punto que destacaría es el de empezar el festival a las 6 de la tarde, hora la cual en el mes de junio en Madrid, no se puede llevar muy bien el tema de la calor en festival. También pondría más zonas de descanso, ya que a altas horas de la noche se podía ver claramente a muchos de los asistentes del festival tirados en el césped del Burn Stage o tumbados por otras zonas del festival.

A pesar de todo esto, el balance del festival es bueno, y ya esperamos para la edición del año que viene, citado los días 22 y 23 de junio de 2018.

Armin Van Buuren